Noticias

Debate sobre forestación, industria y sustentabilidad
26/10/2009
El Congreso Forestal Mundial: más de 160 países, en la rural de Palermo.

Los bosques, la energía y el cambio climático, en el mayor encuentro internacional de esta potente actividad.

El XIII Congreso Forestal Mundial, celebrado esta semana en Buenos Aires, puso de relieve la necesidad de conservar los bosques y, a la vez, de avanzar hacia un desarrollo sustentable de la actividad industrial, que contemple aspectos económicos, sociales, ecológicos y culturales.

Según cifras de la FAO -organizadora del Congreso junto con el Ministerio de Agricultura de la Nación-, sólo entre 1990 y 2005 se perdió el 3% de la superficie forestal mundial, que asciende a 4.000 millones de hectáreas (30% de la superficie terrestre).

Se calcula que, anualmente, desaparecen 13 millones de hectáreas de bosques, con graves efectos sobre el clima: 20% de las emisiones de gas de efecto invernadero serían producto de la deforestación indiscriminada.

La situación preocupa también en la Argentina, donde existen 33 millones de hectáreas de bosques nativos con una gran biodiversidad, y otro 1,2 millón hectáreas con árboles implantados, mayormente en Corrientes y Misiones, que abastecen a la industria.

La industria es la otra cara del sector: contribuye con el 1% del PBI global. Los productos derivados de la madera generan 327.000 millones de dólares anuales (3,7% del comercio de commodities globales). En nuestro país, la importancia también es fuerte: el cluster forestal emplea a 500.000 trabajadores.

"El sector cuenta con la capacidad de crear millones de puestos de trabajo en forestación, reforestación y expansión de espacios verdes en áreas urbanas y semiurbanas", sostuvo el subdirector general de la FAO, Jan Heino, y destacó que la ONU apunta a "mantener y aumentar el valor económico y social medioambiental de todos los tipos de bosques en beneficio de las generaciones presentes y futuras".

Ante este escenario, La Rural de Palermo se convirtió durante seis días en un centro de debate, donde se reunieron delegaciones de más de 160 países para analizar la situación del sector y evaluar políticas de promoción.

Según Jacques Diouf, director general de la FAO, es necesario impulsar un enfoque integral en las decisiones que se toman en el desarrollo forestal, pues afectan a la producción de alimentos y energía.

Jan McAlpine, directora de Foro Forestal de la ONU, sostuvo que la problemática demanda un enfoque intersectorial, y adelantó que los 191 países miembros de esta entidad se aliaron para buscar financiamiento adicional para la conservación de bosques durante los próximos cuatro años.

Algunos de los principales aspectos desarrollados durante el evento se refirieron a la relación entre los bosques y la energía, y al cambio climático.

James Richardson, de la Agencia Internacional de Energía, sostuvo que a futuro se espera un aumento en la producción de biocombustibles a partir de la madera.

Lo cierto es que hoy la bioenergía representa el 10% de la producción energética total mundial y ya hay más de 34 países en desarrollo que obtienen su energía a partir del combustible de madera. Se presentaron los casos de la India, Nueva Zelanda, Canadá y Estados Unidos, entre otros.

Respecto de la Argentina, el presidente del INTI, Enrique Martínez, dijo: "Todo lo que podamos hacer en el estudio de la utilización de los residuos, el diseño de plantaciones energéticas, de los combustibles líquidos o del uso del bosque en la generación de energía, será bienvenido sólo cuando esté enmarcado en el respeto por la comunidad, donde ni el mercado ni la rentabilidad sea la variable dominante".

La comunidad forestal también debatió sobre los cambios efectivos que puedan surgir en la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC), a realizarse en 2009 en Copenhague, Dinamarca, donde se definirán medidas a implementarse desde 2012 para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y el crecimiento de las reservas de carbono en países en desarrollo.

Roberto Acosta, secretario de la CMNUCC, dijo que "es urgente que se incrementen y fortalezcan las capacidades técnicas e institucionales en los países en vías de desarrollo con áreas forestales". Las acciones de mitigación y adaptación resultantes de Copenhague trascienden a los bosques y deben desarrollarse en todos los sectores de la economía, dijo. En tanto, Franka Braun, de Banco Mundial, afirmó: "Queremos ver más candidatos para Kyoto, porque se perderían oportunidades importantes de mitigación climática", dijo.

Nazareno Castillo, director de Cambio Climático de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Argentina, explicó que la tasa anual de desforestación en el país asciende a 1,63%. Además, la Argentina es uno de los países que mayor cantidad de bosques perdió en las últimas décadas.

Castillo recordó que en la Argentina los dueños de los bosques son las provincias. Sin embargo, destacó la sanción de la Ley de Bosques, que destina 200 millones de dólares anuales para su conservación.

Pese a ello, dijo que se "prioriza la reducción de la deforestación como primera medida para reducir las emisiones" y que el financiamiento debe provenir de los países desarrollados.

 

 

 

.Fuente: Clarín

 

 

 

 

Información relacionada

 

La industria forestal podría aportar hasta el 6% de la matriz energética

La feria forestal más importante del mundo concede un amplio protagonismo a la bioenergía

La producción de energía con biomasa forestal mejorará la gestión de los bosques

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.