Noticias

Calderón retrocederá parcialmente en el recorte de empleados del sector energético
13/10/2009
El ministro de Hacienda mexicano, Agustín Carstens, anunció que recontratarán 10.000 de los 44.000 trabajadores de Luz y Fuerza del Centro, el ente gubernamental que suministraba electricidad que fue disuelta ayer por decreto oficial.

Carstens señaló que todavía no está definido si la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que distribuye el fluido al resto del país y se hizo cargo temporalmente de las operaciones de la compañía disuelta, lo hará en forma definitiva.

Las autoridades laborales anunciaron que a partir del miércoles empezarán a entregar las indemnizaciones a los trabajadores que quedaron sin empleo y a partir de hoy sus pagos a los jubilados.

Carstens dijo que LFC debió haber sido liquidada desde hace tiempo porque "era una empresa que además, por su ineficiencia, generaba que no se crearan empleos en la zona centro del país, que la competitividad de las empresas era muy baja".

La liquidación puso en pie de lucha al sindicato, uno de los más aguerridos, vinculado con el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), que anunció para el jueves una marcha para repudiar la disolución de la empresa.

En tanto, más de 600 elementos de la Policía Federal mantenían hoy la custodia de dos termoeléctricas y nueve plantas generadoras de electricidad de la firma ubicadas en la periferia de la capital.

El director de la CFE, Alfredo Elías, garantizó el servicio de luz en el Valle de México, y señaló que la situación era "totalmente normal", aunque hubo reportes radiales sobre fallas en el suministro.

El líder del gremio, Martín Esparza, pidió a los 66.000 trabajadores activos y jubilados defender "hasta la muerte" su fuente de trabajo, rechazar las liquidaciones que ofrece el gobierno federal e iniciar un "movimiento de resistencia".

El presidente de México, Felipe Calderón, ordenó ayer la disolución de la empresa estatal de luz que abastece a Ciudad de México y a cuatro estados vecinos, y la liquidación de sus más de 40.000 empleados.

El cierre de la empresa, que tendrá un costo de u$s1.185 M a u$s1.480 M en indemnizaciones, viene precedido por una pugna con el Sindicato Mexicano de Electricistas. Sucede que el gobierno se negó a reconocer como legítima la reelección de su líder Martín Esparza, lo que generó una masiva movilización la semana pasada.

El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, indicó que el cierre de la empresa "no implica la privatización del servicio eléctrico", que será prestado por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), una entidad pública.

 

 

 

 

Fuente: Infobae

 

 

 

Noticias relacionadas

 

En México cerraron una empresa de luz y despidieron a 46.000 empleados

Q-Cells fabricará módulos FV de capa fina en México

Estiman que la demanda de energía de América Latina crecerá un 75% en los próximos 30 años

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.