Noticias

Ahora los usuarios saben cuánto se ahorran con las tarifas subsidiadas
12/09/2009
Desde este mes los consumidores de energía y gas reciben las facturas por el consumo del bimestre previo con una leyenda especial y una tabla comparativa con otras regiones y países. Cómo son las diferencias con países vecinos.

Después de la marcha atrás del Gobierno con los aumentos de energía eléctrica y gas durante el invierno, se exigió a las distribuidoras de luz y gas que emitieran las nuevas facturas con la leyenda "Consumo con subsidio del Estado Nacional" y, en la parte inferior, la diferencia entre el valor real del servicio y el que se debe a abonar por efecto del subsidio.

Pero no sólo eso, también la liquidación presenta comparaciones entre las tarifas vigentes en otras regiones, tanto del país, como en los países vecinos.

Así, en el caso del gas natural, para un consumo medio alto de 600 m3 en los dos meses pico, se observa que sobre un costo real de $529 el usuario deberá pagar en los próximos días $319, es decir, obtiene un ahorro de $210, que representa el 40% de la tarifa pura.

Del mismo modo, en lo que respecta al uso de energía eléctrica domiciliario, por un hogar que en el cuarto bimestre insumió 751 kwh, el valor del servicio con impuestos fue de $174, pero por efecto del subsidio, sólo pagará en el vencimiento del corriente mes $82, que representa 53% de aquella tarifa nominal.

Esas diferencias son cubiertas por el conjunto de los contribuyentes que con el pago de sus impuestos posibilitan que el Estado destine una parte de lo que recauda a compensar a las empresas transportadoras y distribuidoras la brecha entre el costo real del servicio, y el menor que se les cobra a las familias, que surge en el caso del gas, tanto para uso domiciliario como de las usinas térmicas generadoras de energía eléctrica, del alto componente de precio internacional, porque es cubierto con importaciones desde Bolivia.

Además, a modo ilustrativo, pero que también constituye una referencia sobre cuál es la real magnitud del subsidios, las distribuidoras de los servicios públicos de marras, le muestran a cada usuario de la Capital Federal y los grandes aglomerados urbanos de la provincia de Buenos Aires cuánto se están ahorrando por residir en esta parte del país respecto de hacerlo, por ejemplo en Córdoba, por la diferencia de los cuadros tarifarios.

En el caso de la energía eléctrica la diferencia es para el citado ejemplo de un consumo de 751 kwh de $132, equivalente a más de una vez y media de lo que efectivamente pagará.

En lo referente al gas, el subsidio que recibe quien reside en zonas cubiertas por el servicio de red en comparación con aquellos hogares ubicados en áreas marginales, que deben adquirir garrafas, permite ahorrar para el ejemplo anterior $595, es decir casi dos veces más, o dicho de otro modo, paga 65% menos.

Comparación internacional

Semejantes brechas entre los valores efectivos que deben pagar los usuarios con servicios subsidios y los nominales antes de ese beneficio se profundizan cuando se coteja con las tarifas que rigen en países vecinos, como Brasil, Uruguay y Chile.

Se trata de ejemplos no tomados al azar, sino que tienen la virtud de exhibir niveles promedio de ingresos por habitante convertidos a dólares, para tomar una medida homogénea, muy similar en el caso del primero y de sólo 25% más alto en los dos restantes, que en el caso local.

Así, mientras en lo que respecta al costo del gas el citado valor neto de $319 por 600 m3 se abona el equivalente a $1.451 en Uruguay, $2.373 en Chile y entre 4.627 y 6.391 pesos en las ciudades brasileñas de San Pablo y Río de Janeiro, respectivamente.

En tanto, los 751 kwh que en la Argentina cuestan para el usuario $82, su vecino de Brasil paga el equivalente a $611, en Chile $649 y en Uruguay 809 pesos.

De este modo, con ejemplos tan contundentes "el Gobierno quiere que el usuario tenga conciencia de cuánto paga el Estado por su consumo", dijeron a Infobae.com fuentes de las distribuidoras consultadas.

La mala noticia es que semejantes niveles de subsidios y de distancia con el resto del mundo no parecen sostenibles a la luz del claro deterioro que presentan las finanzas públicas de la Nación y las crecientes necesidades de recursos de las principales jurisdicciones del interior, más aún considerando el ritmo de recuperación de los salarios nominales, según los cálculos del Indec.

De ahí que pareciera que los usuarios deberían comenzar a prepararse para enfrentar en algún momento del tiempo un reajuste de los cuadros tarifarios, no sólo más alineados a la media internacional o de los países vecinos, sino también a la variación nominal que han tenido sus ingresos habituales.

De todas formas, en las distribuidoras se mostraron conocedoras de la crítica situación socioeconómica que afecta a más del 40% de los usuarios de sus servicios, por lo que están dispuestas a mantener una "tarifa social, sin aumentos", siempre y cuando los sectores más favorecidos estén dispuestos a tolerar una tarifa similar como la que regía en los tiempos de estabilidad económica, como fue en gran parte de los noventa.

 

 

 

Fuente: Infobae

 

 

Los subsidios para energía, transporte, alimentos y empresas públicas subieron un 125% durante el 2007

Subsidios: una enorme caja donde sólo manda el poder

Aumentaron un 132% los subsidios

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.