Noticias

Pescarmona apuesta en el norte de Brasil por la energía eólica
21/08/2009
Invirtió, con un socio local, US$ 260 millones; planea otros proyectos en la Argentina.

"Brasil ha hecho cosas extraordinarias." La frase, dicha por el argentino Enrique Menotti Pescarmona, presidente de Impsa, durante la inauguración del parque de energía eólica Praias de Parajuru, en el estado de Ceará, en el norte de este país, sintetiza los elogios que, desde la empresa, se dieron a las acciones del Estado brasileño para promover el desarrollo de proyectos de energía de fuentes renovables. Y explica, quizá, por qué Brasil es hoy considerado el mercado más dinámico para este grupo empresario de origen mendocino, que hoy por hoy se concentra en crecer mirando mucho más a su expansión global que al mercado argentino.

El parque eólico inaugurado ayer demandó una inversión de US$ 260 millones, desembolsados por Impsa y por la firma socia para este proyecto, Cemig, que es una de las principales concesionarias de energía eléctrica en este país. La participación de Impsa es del 51 por ciento.

Estratégicamente dispuestos en una extensión de 325 hectáreas, 19 aerogeneradores de 1,5 MW cada uno generan un total de casi 29 MW con capacidad para abastecer a unas 50.000 viviendas, según especificó Juan Carlos Fernández, vicepresidente de Impsa.

Praias de Parajuru es parte de un emprendimiento por el que se dispondrán tres parques eólicos en las cercanías de la ciudad de Fortaleza. Los otros dos, Praia do Morgado y Volta do Rio, aportarán lo suyo para que en total se disponga de una capacidad de generación de 99,6 MW.

A este proyecto se suma otro, por el que se instalarán otros 10 parques eólicos, en este caso más al Sur, en el estado de Santa Catarina. Allí, Impsa tiene prevista una inversión para este año de US$ 620 millones.

Consultado sobre si la confianza que demostraba tener en Brasil se reproducía en la Argentina, Pescarmona afirmó que "nos gustaría seguir invirtiendo" en el país. Fernández explicó que Brasil es un país que está bastante adelante en la región en temas de regulación, participación del Estado y posibilidades de financiación (en el caso de las inversiones hechas aquí hubo un acuerdo con La Caixa), que permiten contratos a largo plazo. "Invertimos donde vemos buenas condiciones para el negocio", sostuvo. Y afirmó que en la Argentina "se analizan algunos temas".

En rigor, en materia de energía eólica, las operaciones de Impsa en el país son, hasta el momento, ventas de equipos aerogeneradores: se vendió uno para el proyecto Vientos de la Patagonia, en Comodoro Rivadavia, y 12 para la provincia de La Rioja. La empresa tiene dos plantas industriales donde se fabrican los molinos: una en Mendoza, con una capacidad para armar entre 50 y 100 equipos al año, y otra en el Puerto de Suape, en Pernambuco, Brasil, con una estructura más amplia: puede fabricar entre 300 y 400 equipos.

"Ni tan bien ni tan mal"

Pescarmona ratificó también que se participará de la licitación convocada en la Argentina por Enarsa para proyectos de generación de 500 MW. Los resultados de esa operatoria se conocerán el 26 de noviembre próximo y, a partir de allí, comenzará la construcción de parques eólicos, cuyo plazo se estima en alrededor de un año. "La Argentina no está tan mal como algunos dicen ni tan bien como otros dicen", sostuvo Pescarmona, en un breve encuentro con periodistas de medios argentinos, entre ellos LA NACION, que participaron del evento. Agregó que el potencial de desarrollo energético del país es altísimo y recordó que el grupo participa también de la licitación de la central Chiuhido I, en Neuquén, y del complejo hidroeléctrico La Barrancosa Cóndor Cliff, en Santa Cruz.

Una de las claves de la posibilidad del desarrollo de la energía eólica en Brasil es la decisión gubernamental de dar subsidios para no encarecer las tarifas: hoy la parte del precio a cargo del Estado es mayor que la pagada por los consumidores.

 

Para Brasil, el desarrollo de los parques eólicos es una estrategia delineada en el Programa de Incentivo a Fuentes Alternativas de Energía Eléctrica (Proinfa). Impsa tiene una participación de más del 22% en esos emprendimientos.

 

 

Fuente: La Nación

 

 

Itaipú: Paraguay y Brasil no lograron llegar a un acuerdo

Brasil: obligan a plantar millones de árboles a las nuevas termoeléctricas fósiles

Amplían un acuerdo energético con Brasil

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.