Noticias

Viviendas que ahorran energía
02/08/2009
Combinan confort y cuidado del medio ambiente. Hay calentadores de agua solar y calentadores con paneles cerámicos.

Lograr el máximo ahorro de energía es el gran desafío en tiempos que resulta necesario adoptar hábitos a favor del medio ambiente y que, además, aseguren menos gastos.

Los estudios del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) explican que las viviendas consumen el 24 por ciento del total de energía y gran parte de este porcentaje se pierde por un uso inadecuado. "Esto repercute especialmente en el problema climático. Porque a través de la calefacción, la refrigeración y la iluminación se emiten el 24 por ciento de los gases que producen el calentamiento global", explica el arquitecto inglés John Martin Evans, que reside en Buenos Aires y forma parte del centro de investigación Hábitat y Energía de la Facultad de Arquitectura de la UBA.

"En los últimos inviernos se hizo más tangible la crisis energética. Se requiere más demanda de gas y de electricidad para la calefacción, y los costos de los servicios son cada vez más altos" dice el arquitecto Andrés Remy, quien diseñó casas con los parámetros de la arquitectura sustentable.

En la actualidad, hay distintas alternativas relacionadas con la "arquitectura verde". Las opciones van desde proyectos que optimizan al máximo la energía del sol hasta sistemas de climatización y de iluminación que implican menos impacto ambiental.

En las "casas sustentables" o "bioclimáticas", la orientación resulta fundamental. "De acuerdo al recorrido del sol, se puede elegir la distribución de los ambientes y el estilo de las aberturas, logrando una riqueza formal única", explica Remy. Por ejemplo, en la casa que diseñó en el barrio Haras del Sol, eligió para los cuartos de los chicos la ubicación este. En cambio, el living y los espacios sociales están planteados hacia el oeste. El detalle es que, para lograr una iluminación con un efecto especial, se ubicaron espejos de agua alrededor, que se reflejan sobre el estar.

El arquitecto Sergio Levinton, también especializado en arquitectura sustentable, señala que "para generar un efecto invernadero y evitar los vientos dominantes conviene ubicar un cerramiento en una galería ubicada hacia el norte". Agrega que "pensar en un diseño que tenga en cuenta estas variables puede encarecer un 10 por ciento el costo de la obra, que se amortizará rápidamente por el constante aumento de la energía.

Bien aisladas

Realizar una buena aislación térmica, con materiales específicos, es otra alternativa y que puede llegar a reducir en un 10 por ciento el gasto energético. "Las mayores pérdidas se producen por los techos. Por lo cual, es importante aislarlos", explica Levinton. Además, estos productos también se deben aplicar en pisos y paredes.

También se recomienda utilizar ventanas con doble vidrio hermético. Están compuestas por dos vidrios, separados entre sí por una cámara de aire. Las ventajas: "disminuye hasta en un 70 por ciento el consumo de energía de climatización, evitando las pérdidas de calor por el vidrio y mejora notablemente el aislamiento acústico,", agrega Remy.

Atrapar el sol

Hay otras alternativas que suman confort y que resultan fáciles de aplicar en una casa construida. Una de ellas son los calentadores de agua solares. "En Europa, su uso resulta obligatorio para las casas nuevas y acá, debería seguirse la misma norma," opina Levinton. Tienen un sistema similar al de un termotanque. Consisten en paneles y aislantes que captan y conservan la energía de los rayos de sol y un tanque, donde se almacena y se calienta el agua.

El equipo se complementa con una resistencia eléctrica, que se activa si no hay suficiente sol y la temperatura del agua baja los 40 grados. "En verano, se logra obtener el 100 por ciento del agua necesaria y en invierno, cerca del 50 por ciento", explica Marcelo Bizzacho, director comercial de Ariston Thermo Argentina, quienes cuentan con sistemas especializados.

A la hora de pensar en la calefacción, también hay alternativas más amigables con el medio ambiente. Una de las opciones son los paneles calefactores cerámicos, que producen calor dentro de un emisor infrarrojo encapsulado en paneles de cerámica. Su instalación resulta casi un 80 por ciento más económica que los equipos de calefacción central y reducen más del 50 por ciento en el uso.

Las lámparas de bajo consumo son recomendadas. Si bien implican un costo inicial mayor, tienen una vida útil de más de 6.000 horas. Son ideales para ambientes donde se encienden las luces más de tres horas por día, en especial, lugares de trabajo, el comedor diario o el lugar de estudio de los chicos. La novedad es que hay nuevas versiones que crean un clima de armonía y que ayudan al relax o a fomentan la actividad.

 

 

 

Fuente: Clarín

 

 

Más información sobre ahorro de energía

Cómo ahorrar energía en el uso de las computadoras

Crece la tendencia mundial del bajo consumo de energía

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.