Noticias

La central nuclear de Garoña no cerrará hasta 2013
03/07/2009

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha anunciado esta tarde que Garoña seguirá funcionando hasta julio de 2013. Como había adelantado el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la decisión no ha gustado a nadie. Ni a los que pretendían prorrogar su vida útil hasta 2019 ni a los que aspiraban a que fuera cerrada en 2011, cuando se cumplen 40 años de vida. Rajoy ya ha dicho que cambiará esa decisión si gana las elecciones de 2012.

Sebastián ha hablado de cuatro razones que justifican esta decisión: “es políticamente coherente, laboralmente responsable, técnicamente justificable y energéticamente asumible”. A juzgar por las palabras del ministro, la crisis económica y la hipotética pérdida de puestos de trabajo –cuestionada por los que abogaban por el cierre dado que el desmantelamiento de la planta requiere muchos años de trabajo– han pesado en la decisión final.

“La crisis económica aconseja un plan de actuación para paliar el impacto del cese de actividad”. Según Sebastián, “con este margen de cuatro años, se podrá desarrollar una buena alternativa industrial en la zona que garantice los empleos".

En declaraciones a Radio Nacional, Zapatero dijo esta mañana que “en el mundo sólo hay una central que está funcionando más antigua que Garoña, en Inglaterra, y se cierra en el 2011. La gran mayoría de las centrales nucleares, 67, hasta ahora se han cerrado en el mundo con menos de 40 años”. Y ha insistido en que su política energética apuesta por “mantener lo imprescindible de lo nuclear” y favorecer el desarrollo de las energías renovables “porque es el futuro”.

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, ha exigido al Gobierno una rectificación y ha dicho que “si finalmente se confirma que el cierre es para el año 2013 y nosotros llegamos al Gobierno, pediríamos informe al CSN y haríamos lo que ha dicho el CSN, que, entre otras cosas, para algo existe. Estaríamos al dictamen del CSN, quiero dejarlo muy claro, porque este punto irá en el programa del PP para las próximas elecciones”.

Por su parte, Greenpeace ha anunciado que recurrirá en los tribunales la decisión del Gobierno de prorrogar cuatro años la vida de Garoña. “Zapatero ha incumplido de forma clara su compromiso electoral, programático y de investidura de abandonar la energía nuclear, y ha dado un gran paso atrás en la consecución de un modelo energético sostenible, basado al 100% en las energías renovables y en la eficiencia energética”.

Según la organización ecologista , “el Gobierno se ha arrodillado ante el lobby nuclear. El Gobierno socialista y el propio presidente Zapatero habían reconocido que Garoña es una central con problemas de seguridad, amortizada y totalmente prescindible. Aún más, el presidente se ha desdicho de lo que había afirmado previamente en el Senado y en el Congreso, y en algunos medios de comunicación, sobre el cierre de la central en 2011”.

“Al final, la codicia de Iberdrola y Endesa, propietarios de la central, empeñados en seguir lucrándose con una central vieja y peligrosa pero totalmente amortizada, han pesado más sobre Zapatero y su Gobierno, que el interés general de la sociedad”, ha dicho Juan López de Uralde, director ejecutivo de Greenpeace. “Zapatero demuestra así su falta de palabra y su incoherencia”.

 

 

Fuente: Energías Renovables

 

 

 

Cuando la tecnología se transforma en una amenaza para el medioambiente

Renacimiento nuclear: En 15 años abrirá una central cada cinco días

CFK firmó acuerdos para cooperación en investigación nuclear

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.