Noticias

El edificio más emblemático del mundo cambia para seguir reinando
29/05/2009
El Empire State se volverá más ecológico, recibirá 20 millones de dólares para disminuir en casi un 40 por ciento su consumo de energía.

El ícono urbano más famoso de Nueva York está a punto de recibir 20 millones de dólares para una reforma que lo convertiría en un edificio más ecológico. La iniciativa es parte de una renovación del Empire State que demandará casi 500 millones de dólares en busca de atraer nuevos inquilinos. Sin embargo, la iniciativa podría ser un simple maquillaje con fines marketineros.

De todos modos, la renovación verde del que alguna vez fue el edificio más alto del mundo no es un hecho aislado. En marzo del año pasado, por caso, después de una multimillonaria inversión, el Merchandise Mart de Chicago fue distinguido con la certificación LEED plata, la mayor calificación para un edificio sustentable. Pero, sin ninguna duda, el esfuerzo del Empire State es el hecho más simbólico en la nueva tendencia de hacer más sustentables a los viejos edificios. Esta torre de 381 metros de altura y 102 pisos reinó sobre los techos del mundo durante 42 años hasta que en 1973 fue superado por las desaparecidas torres gemelas del World Trade Center.

El plan para hacer más verde el Empire State busca disminuir el uso de energía en casi un 40%, lo que podría reducir mucho la emisión de anhídrido carbónico. La tarea no es sencilla: la torre de Manhattan tiene 6.500 ventanas, 73 ascensores y una superficie de oficinas de más de 240 mil metros cuadrados.

El primer paso es cambiar las ventanas que tendrán tres vidrios con filtros solares y gases inertes entre capas para aumentar la aislación. Pero, todos estos cambios podrían ser causa de la presión del mercado inmobiliario. Estas urgencias encierran el riesgo de caer en lo que los especialistas llama "green washing", una "lavada de cara" para lograr una modesta mejora en el desempeño energético a cambio de un fuerte reposicionamiento en el mercado.

El arquitecto Christopher Fickert, especialista en certificación Leed y docente de la Universidad de Palermo sostiene: "El green washing es una tendencia difundida porque el mercado necesita generar productos diferentes y la sustentabilidad está muy bien vista".

El tema ecológico es muy sensible en el Primer Mundo. De acuerdo con el Departamento de Estado, en los EE. UU., los edificios son responsables del 65 por ciento del consumo eléctrico, del 30 por ciento de las emisiones de gases invernadero y se tragan el 12 por ciento del agua potable.

Por esa razón, la inversión verde va en aumento en los EE. UU. Los especialistas dicen que el mercado de la arquitectura y de los edificios verdes alcanzará 60 mil millones de dólares para el 2010. Mucho, si se lo compara con los 7 mil millones que se gastaron en 2005.

 

 

 

Fuente: Clarín

 

 

Más información sobre ahorro de energía

Decálogo del buen usuario para el uso racional de energía

Crece la tendencia mundial del bajo consumo de energía

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.