Noticias

Brasil levantará una represa cerca de las cataratas
07/03/2009

Brasil comenzará la construcción de una nueva represa sobre el río Iguazú, distante apenas 90 kilómetros aguas arriba de las cataratas, cuya jurisdicción comparte con la Argentina, y a sólo uno del límite con Misiones. Las autoridades del Parque Nacional Iguazú formularon su oposición oficial a esa decisión del vecino país y dicen no haber recibido ninguna contestación.

"Ya formulamos una presentación ante los colegas brasileños del parque, de Foz de Iguazú, en la que manifestamos que nos oponemos al proyecto por entender que afectará seriamente el delicado ecosistema de la zona, donde se encuentra uno de los patrimonios naturales más importantes del mundo. Nada puede alterarlo porque así lo dispuso la Unesco en 1984", dijo el intendente del parque argentino, Daniel Crosta, a la radio La Voz de las Cataratas, de Puerto Iguazú.

Ante la consulta de LA NACION, en la Cancillería explicaron que a principios de enero la Argentina envió una carta de solicitud de informes a Brasil. El encargado de formular el pedido fue el embajador argentino en ese país, Juan Pablo Lohle. Voceros del ministerio que conduce Jorge Taiana dijeron que Brasil se comprometió a responder a esa consulta, pero todavía no lo hizo.

Además, en el Palacio San Martin dijeron que no hay legislación vigente que obligue a Brasil a elevar una consulta previa para un emprendimiento de esas características, aunque, dijeron, existen entendimientos que generan el compromiso de informar sobre este tipo de iniciativas.

El curso principal del río Iguazú, que nace en la Serra do Mar, cerca de la ciudad brasileña de Curitiba, y recorre 1326 kilómetros hasta desembocar en el Paraná, ya tiene en operaciones cinco centrales hidráulicas emplazadas por Brasil desde hace 30 años, a los que se suman media decena de diques menores en sus afluentes.

El gobierno de Lula da Silva ya adjudicó el proyecto a la empresa Neoenergía, que se hará cargo de los trabajos, que comenzarán dentro de seis meses y se prevé que concluirán a mediados de 2011. La presa estará emplazada en el municipio Leónidas Márquez, en el estado de Paraná, cerca de la población misionera de Andresito, situada en el ángulo nororiental de esta provincia.

La nueva represa se llamaría Baixo Iguaçu o Capanema, tendrá 350 megavatios de potencia y un embalse que inundará 13.000 hectáreas; será la sexta que los brasileños emplazan sobre el Iguazú.

La Argentina y Brasil son condóminos en el tramo final del río, de 100 kilómetros de extensión, precisamente donde se despeñan las bellísimas cataratas. El vecino país ejerce de manera unilateral el manejo del caudal en su curso superior; lo hace en función de las necesidades de consumo eléctrico de su mercado interno.
Comportamiento errático

Desde hace tiempo, los operadores turísticos de Puerto Iguazú, fotógrafos, guías, canoeros, lugareños y guardaparques argentinos han comprobado que el río Iguazú baja artificialmente y vuelve a subir por la apertura de compuertas de las presas brasileñas.

Funcionarios de organismos oficiales del sector eléctrico estiman que, cuando se construya Baixo Iguaçu, habrá que relocalizar a 350 familias en Brasil. Tres organizaciones ecologistas brasileñas presentaron sendos recursos de amparo ante la justicia de la ciudad de Francisco Beltrán, pero no obtuvieron respuesta, según se informó.

 





Fuente: La Nación

Brasil construirá una represa sobre el río Iguazú

Más actualidad eléctrica

Sostenibilidad: Un reto de futuro

 

 

 

 

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.