Noticias

Grupo petrolero canadiense se va del país y vende activos por u$s 650 millones
04/03/2009

La canadiense Petrolífera Petroleum sacudió a principios de 2006 el tablero con un anuncio inesperado: que contaba con reservas de crudo y gas en el subsuelo argentino equivalentes a u$s 652,32 millones.

Tres años después, la euforia inicial sucumbió ante la crisis internacional, la caída en el precio del crudo y las complicaciones que impuso el Gobierno a la inversión extranjera, según se desprende del relato que hace la empresa en sus libros.

El resultado: acaba de ponerle cartel de venta a sus activos, que generarán al comprador ingresos futuros por u$s 645,19 millones, según la empresa.

La cifra se ubica a mitad de camino de los u$s 1.182 millones que pagó Petrobras por Pecom en 2002, la mayor operación de los últimos años.

Petrolífera se suma a la norteamericana Chevron, que también puso a la venta yacimientos de poca producción.

La canadiense acordó con Tristone Capital, un operador encargado de vender activos petroleros a nivel mundial, para crear un data room que permita calificar a interesados.

Toda la producción de la compañía proviene de las concesiones Puesto Morales y Rinconada, en Río Negro, donde mostró hasta 2007 números sorprendentes. En 2005 producía 430 metros cúbicos (m3) por mes, pero en marzo del año pasado trepó hasta los 10.000 m3.

Fue en ese punto cuando el viento de cola que apuntalaba a la empresa comenzó a cambiar de dirección, un poco por la tendencia mundial y otro tanto por el Gobierno de Néstor Kirchner. “Experimentamos más quiebres y vueltas durante 2007 que el promedio del tango argentino. Los precios mundiales del petróleo subieron dramáticamente, hasta los u$s 100 por barril, aunque más no sea por un período corto. Sin embargo, Petrolífera no pudo participar por completo de esos beneficios debido a los impuestos argentinos (las retenciones)”, lamenta en los balances de la compañía su presidente y CEO, Richard Gusella.

Durante la primera mitad de 2008, esa tendencia se exacerbó: el precio del crudo llegó a los u$s 146, pero la compañía continuó recibiendo u$s 42 por cada barril local.

A eso se sumaron problemas internacionales. La mayor fuente de financiamiento de la empresa es la Bolsa de Toronto, que sufrió los avatares de la crisis. En julio del año pasado, cada título de Petrolifera cotizaba a 12 dólares canadienses, mientras que el 12 de septiembre –un día antes de la quiebra de Lehman Brothers– llegaron a 4,45 dólares. Ayer, cerraron en 1 dólar canadiense, un 8% de su valor hace menos de un año.

Y por una revisión técnica disminuyó en un 25% el nivel de reservas que había declarado.

Par Gusella además, el entorno de negocios es mejor en Colombia y en Perú que en la Argentina. Sostiene que Colombia está en condiciones de ofrecer “las mejores concesiones de crudo y gas natural en Sudamérica”. Y continúa: “Permanecemos bien posicionados en buenas jurisdicciones, caracterizadas por políticas fiscales y de precios deseables”.

“Es cierto que las condiciones de inversión son mejores en esos países que en la Argentina. Además, la empresa no tiene oportunidad de fondearse en mercados de crédito”, explicó el número uno de otra petrolera local. En el sector no apuntan qué empresa puede estar interesada, pero delinean el perfil: “Serían apropiados por compañías que estén en la Argentina y tengan dinero propio”, apuntan.




Fuente: El Cronista

Estiman que la demanda de energía de América Latina crecerá un 75% en los próximos 30 años

Alternativas energéticas al petróleo

Cosechan energía a partir de bacterias

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.