Noticias

¿Cómo se dice Edesur en italiano?
21/02/2009
La estatal italiana Enel, uno de los actores mundiales más grandes en el rubro energético, acaba de consolidar su presencia en el mercado argentino luego de hacerse con el 92 por ciento de acciones y el management de Endesa. Esta firma española, desde ahora bajo el comando italiano, es la responsable local de la distribuidora Edesur, la central térmica Costanera, la de Dock Sud y la hidroeléctrica El Chocón, firmas a las que algunas mejoras tarifarias recientes y la menor demanda por el parate económico permitió relajar la tensa relación que tuvieron en los últimos años con la Casa Rosada.

Ayer se anunció oficialmente que la empresa pública italiana compró más del 20 por ciento de las acciones de Endesa que tenía en su poder la constructora ibérica Acciona, perteneciente a la multimillonaria familia Entrecanales. La operación estaba prevista desde hace dos años, cuando vendedor y comprador conformaron esa sociedad a instancias del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Pero la dificultosa convivencia entre los italianos, que tenían el 75 por ciento de los títulos de propiedad pero no el poder de decisión, y los españoles, que a pesar de ser minoritarios ostentaban el gerenciamiento, anticipó un año la disolución.

Si las autoridades europeas dan el aval formal, se consagrará una compra a simple vista muy ventajosa para aquella constructora. Por el acuerdo de partes, Enel debe pagar las nuevas acciones a 41 euros, cuando la recesión que arrecia a la economía europea hoy hizo retroceder ese valor a sólo 23 euros. Acciona se lleva más de 10 mil millones de euros en efectivo y contratos para construir nuevas centrales y operar otras de energía renovable, verdadero bálsamo para sus cuentas, jaqueadas por fuertes deudas.

Quizá menos simpática es esta apurada resolución para el gobierno español, que trató cuanto pudo de defender la “españolidad” de Endesa desde el momento en que comenzó una intrincada historia que tuvo como protagonistas a figuras de alto rango de la política europea. El punto de partida fue cuando Gas Natural Ban, de la mano de Repsol, lanzó una oferta hostil sobre la firma energética, cuya conducción estuvo históricamente ligada al Partido Popular. La avanzada tuvo lugar ya bajo el gobierno del PSOE, sindicado como amigo de las potenciales compradoras: aquí un primer motivo de fricción por cuestiones internas.

Cuando todo estaba listo para que Gas Ban ganara la partida, la irrupción de la alemana EON sacudió el tablero: formuló una propuesta aún más irresistible que la de los españoles, cuyo irritado gobierno protagonizó un entredicho público con Angela Merkel, recriminándole el avance germano sobre el negocio ibérico. Sin embargo, poco después la extranjerización de Endesa fue un hecho, gracias a un convenio con el gobierno italiano.

A cambio de que Telefónica de España controlase Telecom de Italia, se le permitió a Enel quedarse con la energética, aunque con la condición de estar asociada hasta el 2010 con la hispana Acciona. Fue una réplica de Zapatero a los dirigentes del PP, que le enrostraban propiciar el traspaso de una firma de capitales nacionales. Un año antes de lo pactado, esa sociedad forzada llega a su fin y los dueños principales ganan el control.

La estatal italiana tendrá así potestad no sólo sobre aquellas firmas argentinas, sino también sobre la generación y distribución de Chile, Perú, Colombia y algo en Brasil. No es factible prever exactamente cuál será el cambio de estilo respecto de los españoles pero, según fuentes próximas al proceso, difícilmente haya un viraje drástico e inmediato tratándose de una gran empresa, con consolidada burocracia.

En la Argentina este cambio de manos se produce en un momento de relativa calma. Las eléctricas descuentan que después de los últimos aumentos no habrá en lo que resta del año otras recomposiciones ni cambios contractuales complicados por definir. Amén de que el esbozado parate económico también quitó presión sobre el sistema, que esta semana eludió la crisis a pesar de la fuerte demanda por el calor.

 

 

 

Fuente: Página/12

 

 

 

Más actualidad eléctrica

Telelectura de medidores de energía con tecnologías AMR y AMI

Energía Eléctrica Prepaga: Una opción para controlar y ahorrar en el consumo

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.