Noticias

Rosario: El malestar social después de la tormenta
05/02/2009
El gerente de Relaciones Institucionales de la EPE confirmó que nueve mil clientes no tienen luz. El servicio se normalizará con el correr de las horas. Comenzaron a distribuir chapas, tirantes y colchones en lugares donde hubo piquetes.

Unos nueve mil rosarinos permanecían ayer sin suministro eléctrico, luego de la tormenta que azotó el lunes a esta región. La Empresa Provincial de la Energía reconoció la cifra y pidió 48 horas más para saldar esa deuda. La jornada de ayer estuvo marcada por la protesta social en una veintena de piquetes. Tampoco faltaron denuncias contras organizaciones políticas que motorizaban el malestar social, que partieron desde el propio gabinete municipal y provincial, pero el diálogo primó y con el correr de las horas, hubo gestos de ambos lados: la Corriente Federal Kirchnerista levantó los cinco cortes contra la promesa de entrega de la ayuda relevada, mientras llegaba el auxilio desde la Nación. Al caer la noche el secretario de Promoción Social, Fernando Asegurado, indicó que "de los 15 focos más estables (la mayoría sobre Circunvalación), más de la mitad empezaron a resolverse". "Terminamos el día más tranquilo y avanzando con lo que habíamos planteado de liberar las calles para poder avanzar con la ayuda".

El gerente de Relaciones Institucionales de la EPE, Raúl Stival pidió a los usuarios "suspender los cortes de calle "para poder trabajar con normalidad porque estos sólo complican a los 9 mil usuarios que aún no tienen luz".

Stival pidió a los vecinos que reclaman que "dejen pasar a las cuadrillas de la empresa ya que los desperfectos que originó la tormenta aún son muchos" al tiempo que denunció agresiones al personal que cumple los operativos. "Hay una relación de uno a tres cortes de luz con respecto a lo que fue al granizo de noviembre de 2006. Todavía hay unos 8 mil o 9 mil usuarios fuera de servicio y esto nos va a llevar varios días", aseguró el gerente de la empresa.

El clima fue tensión en distintos barrios: a la falta de energía y de respuestas se sumaba el calor. En Felipe Moré y avenida Perón, donde manifestantes que desde el mismo día de la tormenta esperaban una respuesta a sus reclamos, apedrearon el Centro de Distrito Oeste.

La provincia y la Municipalidad consideraron desmedidos los reclamos, remarcaron que la prioridad era reponer techos volados. El intendente Miguel Lifschitz, opinó que los piquetes se enmarcan en una situación de "pobreza real" preexistente a la tormenta, pero tienen como componente clave "la oportunidad de grupos políticos que incentivan las movilizaciones". Mientras el secretario de Gobierno, Horacio Ghirardi culpó a "algunas organizaciones, como la Corriente Federal Kirchnerista, que está convocando a estos piquetes, de allí el llamado a la mesura y a la responsabilidad". "Hemos atravesado una catástrofe climática y tenemos que actuar con responsabilidad tratando de solucionar los problemas de la gente", abundó el funcionario.

La respuesta llegó de boca de Claudia Fleitas explicó que debieron recurrir a los cortes tras intentar coordinar con la provincia y la municipalidad durante todo el martes "pero nos decían que los relevamientos que hicimos eran truchos". Además le respondió a Ghirardi que "es mentira que queremos provocar caos, porque ellos enseguida responden con represión cuando protestamos los pobres". Finalmente el Movimiento Popular Libertador San Martín levantó las protestas cerca del mediodía, cuando funcionarios provinciales y municipales se comprometieron a enviar ayuda social para las 500 familias afectadas por el temporal. La Corriente Clasista y Combativa (CCC), justificó la protesta en que la ayuda llega con mucha lentitud y que sin piquete no hay asistencia oficial.

El tanto el ministro de Desarrollo Social Pablo Farías fue consultado sobre la ayuda entregada: "No tengo una evaluación precisa de los números destinados para la ayuda, pero por el momento estamos dentro de las posibilidades presupuestarias. Además hemos recibido una ayuda de la Nación, como chapas, tirantes, colchones y frazadas que derivamos a localidades vecinas, como el caso de Villa Gobernador Gálvez y Pérez, pero podría estar en lo inmediato en el orden de los 200 mil pesos".

Finalmente el Servicio Meteorológico Nacional dio a conocer un alerta para el centro del país. Según el parte del organismo, en la zona de Rosario la lluvia llegaría en horas de la madrugada de este jueves.

 

 

Fuente: Página/12

 

 

Curioso fraude eléctrico en Santa Fe

Encuentran 14 conexiones clandestinas a la red eléctrica en un country de Santa Fe

Disección de un interruptor termomagnético

Perturbaciones en la red eléctrica

Energía geotérmica: El calor de la tierra como fuente

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.