Actualidad
Se compran más grupos electrógenos por el creciente temor a la crisis

Nunca se vendieron tantos grupos electrógenos como en los últimos treinta días. Lo curioso de este particular mercado es que ahora los compradores son hogares, más que empresas.

Esto refleja un descreimiento en las acciones del gobierno y que se piensa que, a corto plazo, no habrá solución a los reiterados cortes de energía. Esta reacción no debe sorprender: con medidas como la del canje de lámparas a domicilio y el censo de equipos de aire acondicionado en edificios, quedó al desnudo que no hay intención oficial de atacar a fondo la cuestión. Como con el INDEC, se ocultan los cortes diarios y también que los mismos se programan anticipando que el consumo de electricidad superará a la oferta.

En lo que va del mes, ya se vendieron casi la misma cantidad de grupos electrógenos que en diciembre. Y en los últimos tres meses, tantos como en todo 2001

En lo que va del mes, ya se vendieron casi la misma cantidad de grupos electrógenos que en diciembre. Y en los últimos tres meses, tantos como en todo 2001. La mayor sorpresa en la industria fue el alza en las ventas de equipos chicos, destinados a casas de familia, que pueden conseguirse entre $ 1.000 y $ 5.000. Una mayor necesidad de estar preparados ante los cada vez más seguidos cortes de luz y precios más accesibles -aunque el gasto en combustible es alto- hizo que el uso residencial de generadores eléctricos sea más común.

La crisis energética superó ya los cortes a las grandes industrias que ya estaban prevenidas y contaban con generadores. Ahora, son las casas de familias las que están acondicionándose para no pasar días de 40 grados de sensación térmica sin electricidad y, eventualmente, sin agua. Para evitarlo, una alternativa es la colocación de un grupo electrógeno individual.

Según las ventas que registran los locales directo al público, hay un crecimiento exponencial. En Easy, por ejemplo, en diciembre se vendieron 30% más de equipos que en noviembre. Y en enero «por el ritmo de demanda de los diez primeros días se estima un crecimiento de 70% respecto de diciembre de 2007», confiaron.

El grupo debe instalarse en un lugar abierto y debe respetarse estrictamente el ruido admisible en la zona (algunos equipos pueden ser ruidosos), espacio para un correcto mantenimiento, soporte de peso, normas de calidad de los gases de escape, temperatura y humedad ambiente

Pero ¿todos pueden tener uno? En líneas generales la respuesta es que sí, si se cuenta con más de $ 1.000 para destinar a este uso. Pero además de comprar el aparato, es necesario considerar el costo de la instalación, mantenimiento y combustible para que funcione. Y también contar con el espacio suficiente para colocarlo y las condiciones físicas para que funcione sin problemas.

Hoy pueden conseguirse grupos electrógenos en locales específicos, pero también en las grandes cadenas de artículos para el mantenimiento del hogar. Puede comprarse un generador pequeño a nafta, con sistema de arranque manual retráctil/ eléctrico con autonomía 10 horas (una potencia 5.5 kva) a $ 2.565. Un equipo de esas características sirve para una casa tipo. Mantendría una heladera, un aire de bajas frigorías y la iluminación. Para una casa más grande, por ejemplo con más aires y cantidad de aparatos eléctricos, puede optarse por uno con potencia de 12 o 16 kva, cuyo valor es ya de $ 3.380. En este caso, la ventaja es que el motor es diésel.

Hay también generadores de menor tamaño y más económicos. Por $ 1.190 se consigue algún modelo de 2,2 kva. La vida útil de uno de estos artefactos va desde los 6.000 a 8.000 horas de uso para los equipos chicos de calidad y hasta 20.000 para los grandes.

El grupo debe instalarse en un lugar abierto y debe respetarse estrictamente el ruido admisible en la zona (algunos equipos pueden ser ruidosos), espacio para un correcto mantenimiento, soporte de peso, normas de calidad de los gases de escape, temperatura y humedad ambiente, según explicó Héctor Almada, de la gerencia comercial de la fabricante SDMO. «Un generador siempre debe ser instalado por un experto y usarse bajo su recomendación», agregó.

Las ventas de esa compañía crecieron notablemente en los últimos meses, para equipos pequeños y también para los grandes generadores destinados a la industria o dependencias públicas. Para prevenir cortes enviaron 18 equipos al Partido de la Costa, uno de los mayores a una automotriz y otro a una cementera. «Esos equipos tienen un motor similar al de un submarino», comenta Almada.

La crisis energética superó ya los cortes a las grandes industrias que ya estaban prevenidas y contaban con generadores. Ahora, son las casas de familias las que están acondicionándose para no pasar días de 40 grados de sensación térmica sin electricidad y, eventualmente, sin agua. Para evitarlo, una alternativa es la colocación de un grupo electrógeno individual

Los equipos portátiles chicos tienen generalmente motores nafteros y los de más de 5 kva son diésel. Sólo los de gran potencia se utilizan con turbinas. Para una casa, hay que tener en cuenta que algunos equipos deben utilizarse algunas horas y luego descansar para volver a ser usados. El consumo puede ir desde los 3 hasta los 20 litros de nafta por hora. Este gasto de combustible puede resultar alto si se usa un equipo todo un día y teniendo en cuenta que el valor de la nafta supera los $ 2,5. Pero en el sector creen que tal como está la situación energética argentina en este momento, un equipo electrógeno podría amortizarse rápidamente.



Fuente: Ámbito Financiero



Más información sobre cortes de energía eléctrica

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.