Ahorro de energía
Reconversión y optimización del sistema de alumbrado público en municipios
 

El INTI, a través de la Unidad Técnica de Luminotecnia del Centro Física y Metrología, brinda asistencia a entidades públicas y privadas orientada a la racionalización técnica y económica de las instalaciones de alumbrado público y de grandes espacios iluminados tendientes a lograr menores gastos de explotación. Esto es posible mediante la implementación de un proyecto que contemple la reutilización de parte de las instalaciones existentes con la ejecución de proyectos optimizados de instalaciones nuevas. En este sentido, el INTI ha realizado trabajos de reconversión de las instalaciones de alumbrado público en diversas municipalidades de todo el país, como en Mar del Plata, Santa Fe, Buenos Aires, Salta, Tucumán, La Pampa, Misiones, Gran Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires.

 El uso ineficiente de los recursos

Con el fin de promover el ahorro energético y la seguridad eléctrica, también se ha colaborado en la preparación de una propuesta de recomendación nacional referente al proyecto y ejecución de instalaciones de alumbrado público, lo cual ha conducido a unificar criterios y procedimientos, que se han plasmado en la Norma IRAM – AADL J 2022.

Cuando el INTI inició esta actividad, era una práctica común para las municipalidades comprar por puntos luminosos sin considerar la calidad del material provisto. A su vez, generalmente las compras se orientaban por los precios más económicos y no por el material más adecuado

 En una obra de alumbrado público, como parte de la información técnica, el municipio debe solicitar en los pliegos de licitación los datos fotométricos de la luminaria, el cumplimiento de los parámetros luminotécnicos exigidos en calzada y el cumplimiento con los requisitos de hermeticidad y estanqueidad, entre otra información. Para ello, el área de Luminotecnia interviene también asesorando a los Municipios en la redacción del pliego de especificaciones técnicas y evaluando la oferta técnica.

Tareas de mantenimiento de luminarias con hidroelevador

Aunque aún quedan Municipios que siguen comprando a la vieja usanza, se puede decir que en general, se ha establecido un nuevo concepto de compra a partir de una calidad mínima requerida.

 

El uso ineficiente de los recursos

 Como resultados de las visitas realizadas a diferentes localidades, se puede afirmar que en general existe un importante exceso de potencia instalada por cuadra. Esto se debe, por un lado, a la mala calidad de algunas luminarias que generalmente iluminan más los frentes de las casas que la calle generando un despilfarro de energía de entre 5 y 8 veces mayor que el necesario. Son diversas las variantes que intervienen en esta situación: la altura y ubicación de las columnas, el tipo de luminaria, la calidad de la misma y sus componentes y las condiciones de poda de la zona, entre otras. Si bien muchos municipios poseen las columnas adecuadas (en cuanto a altura y penetración en calzada), las luminarias se encuentran en medio de los árboles debido a que no se realiza una poda conciente. Ésta implicaría, por ejemplo, incorporar un cono en la zona de la luminaria para que la luz llegue a la calzada y a las veredas.

 Operario realizando la conexion de fotocelula

También, en muchos casos se ha detectado que las potencias instaladas suelen duplicar en capacidad a las necesarias. Esto sucede por un mal mantenimiento de las luminarias que conlleva a instalar lámparas de mayor potencia para mantener el mismo nivel de iluminación. Las recomendaciones orientadas al tipo y potencia de lámpara que debe emplearse se basan en mediciones previas sobre la cantidad de luz que emite cada lámpara instalada (medida en lúmenes) para determinar su eficiencia. Por ejemplo, las lámparas incandescentes poseen alrededor de 10 lúmenes por Watt consumido (lm/W), las de descarga a vapor de sodio de alta presión, del orden de 110 lm/W y las de vapor de mercurio alrededor de 70 lm/W. Esto implica que, de no haber inconvenientes en el suministro eléctrico, debería migrarse al uso de las lámparas de sodio por ser más eficientes. Sin embargo, también es necesario analizar previamente la luminaria para corroborar que ésta sea compatible con el nuevo tipo de lámpara.

A su vez, es importante realizar un análisis de la tensión en la columna de alumbrado debido a que las lámparas de sodio son sensibles a la variación de tensión y por debajo de los 205 Volts suelen apagarse.

 Otro aspecto importante, concierne al costo de la energía, ya que éste difiere según la zona. Existen municipios que están pagando 8 centavos por Kw. y otros algo más de 20 centavos, dependiendo del costo de la tarifa del lugar. En general, se trata de cobrar la tasa de alumbrado en la factura eléctrica, pero como no existe un cómputo real de la potencia consumida por el alumbrado público en el municipio, la tasa de alumbrado, que debe estar conformada por los gastos de mantenimiento y explotación, carece de una base real de cálculo.

 Cuando no se alcanza a cubrir el costo del mantenimiento, se hace necesario realizar un análisis exhaustivo de los costos reales de explotación del sistema. En este sentido, se ha observado que si se cambiaran todas las luminarias por otras eficientes sería posible amortizar la inversión necesaria para dicho cambio con el ahorro de energía en plazos que van del año y medio a los 4 años. A partir de ese momento se tendría un importante ahorro en el importe de la factura de la prestataria del servicio eléctrico que oscilaría entre el 10% y el 30% en promedio.

 

En la Ciudad de Junín, se encaró la reconversión de las instalaciones de alumbrado público de toda la ciudad, proyectándose también la iluminación de los accesos y del puente sobre la ruta mediante la utilización de 5 mil luminarias (que equivalen a la iluminación de 170 km. de vías de tránsito). Para ello, se evaluó el estado previo de la instalación, se realizó una clasificación de calles y se analizó el grado de aprovechamiento del material existente. Una vez concluidos dichos trabajos, se elaboró el Proyecto de Reconversión Técnico Económica con distintas variantes que permitió la reconversión de la instalación generando un ahorro anual en el gasto de energía del 30%.

 

 Fuente: INTI

INTI - Instituto Nacional de Tecnología Industrial

Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.