Medidores
Medidores eléctricos AMR para ahorrar energía en un camping

El Camping La Buganvilla se encuentra en el kilómetro 188 de la N-340 en Marbella. Su propietario, Luis Álvarez, gestiona un negocio en continuo movimiento durante todo el año, con clientes nacionales y extranjeros que pasan largas temporadas en las instalaciones: “Traen la casa a cuestas” -explica. Y con ella, todo tipo de aparatos eléctricos; desde la calefacción y el aire acondicionado, a electrodomésticos más sofisticados, diseñados para hacer la vida más confortable.
Estas caravanas tienen un consumo de energía similar al de una pequeña casa. Además, sus propietarios no se preocupan demasiado por el consumo, ya que en muchos campings se cobra una cuota fija diaria que ya no tiene relación con el consumo real, por lo que muchos moradores llegaban a dejar la calefacción encendida en invierno cuando no estaban, “para mantener caliente al gato”, con el consiguiente gasto económico para el camping y despilfarro de energía.
Para poner freno a esta situación, el propietario del camping instaló primero fusibles para controlar el consumo, pero muchos usuarios ‘puenteaban’ la instalación con sus propios fusibles de mayor amperaje, con el consiguiente riesgo para sus propias vidas y aumentando aún más el volumen de la factura total que pagaban en este establecimiento a la distribuidora de energía eléctrica de la zona.

 

Se optó por instalar medidores individuales en cada emplazamiento, eligiendo el medidor digital monofásico Kamstrup 162. Este modelo cuenta con una pantalla de fácil lectura que muestra en todo momento el consumo acumulado, entre otros registros como potencia instantánea y máximetro, y un espacio adicional donde poder colocar sistemas de telelectura que permiten la recepción de los datos a distancia, el seguimiento de consumo de cada cliente en tiempo real, e incluso la creación de hojas de datos de consumos en una computadora central sin apenas intervención humana.


Finalmente se optó por instalar medidores individuales en cada emplazamiento, eligiendo el medidor digital monofásico Kamstrup 162. Este modelo cuenta con una pantalla de fácil lectura que muestra en todo momento el consumo acumulado, entre otros registros como potencia instantánea y máximetro, y un espacio adicional donde poder colocar sistemas de telelectura que permiten la recepción de los datos a distancia, el seguimiento de consumo de cada cliente en tiempo real, e incluso la creación de hojas de datos de consumos en una computadora central sin apenas intervención humana.
El nuevo medidor de luz monofásico, incluye soluciones tecnológicas que permiten medir con precisión el consumo instantáneo y el total de energía acumulado. En casos como en el del Camping La Buganvilla (Málaga) ha demostrado ser, además, un instrumento eficiente para el ahorro y la buena utilización de los recursos energéticos.



Ahorro de energía del 35%

La instalación de los nuevos medidores Kamstrup tuvo efectos rápidos en la medición y el consiguiente ahorro de energía en el camping. Los primeros en notar el cambio fueron los campistas, que acostumbrados al sistema antiguo, se llevaron algunos “sustos” las primeras semanas al tener que pagar el consumo real de cada parcela.
En cifras, el propietario del camping calcula que la media mensual de consumo total del camping ha pasado de los casi 6.000 euros a una factura mucho más reducida: “Pago cerca de un 35% menos”, afirma. Esto ha supuesto un gran ahorro, pero no solo para el propietario de las instalaciones: “Ahora, el cliente paga justamente por lo que consume”, por lo que la mayoría de los usuarios ha conseguido bajar de los tres euros de consumo fijo por día a una media de un euro diario.


Tregua en Navidad

Tanto es así que desde la dirección del camping se tuvo que ofrecer una pequeña tregua a sus inquilinos durante las navidades para que se pusieran bombillas y luces decorativas en las caravanas y pinos cercanos. Otros años, cuenta, el camping en navidades era todo menos discreto. “Esto parecía la feria de abril”, apunta, mientras que el último año, a raíz de la instalación de los nuevos medidores, nadie se animaba a poner luces navideñas por temor a que se disparara la factura semanal por emplazamiento.

 

En cifras, el propietario del camping calcula que la media mensual de consumo total del camping ha pasado de los casi 6.000 euros a una factura mucho más reducida: “Pago cerca de un 35% menos”, afirma. Esto ha supuesto un gran ahorro, pero no solo para el propietario de las instalaciones: “Ahora, el cliente paga justamente por lo que consume”, por lo que la mayoría de los usuarios ha conseguido bajar de los tres euros de consumo fijo por día a una media de un euro diario.


Lecturas rápidas y correctas

El medidor instalado reúne una serie de ventajas tecnológicas, como la telelectura, que lo hacen ideal para renovar los viejos medidores, tanto para usuarios particulares como para los espacios de acampada, donde se perfila como un instrumento eficaz para la gestión y el control del negocio.
Así ha sido el caso de La Buganvilla, donde gracias al módulo de lectura de datos por radiofrecuencia de los nuevos medidores, los propietarios del camping pueden leer todos los medidores (más de 200) en menos de 15 minutos. Los datos de cada medidor (número de serie, Kwh, etc) se reciben en un TPL (Terminal Portátil de Lectura) mientras se recorre el camping, sin tener que acercarse a ninguno de los medidores ubicados dentro de módulos de obra en cada parcela. Este camping dispone de varios “mobile homes” para alquilar que tienen instalado un medidor de agua con salida de pulsos conectado al medidor de luz de Kamstrup, así que cuando se lee por radio también se recibe el total de consumo de agua.


El medidor instalado reúne una serie de ventajas tecnológicas, como la telelectura, que lo hacen ideal para renovar los viejos medidores, tanto para usuarios particulares como para los espacios de acampada, donde se perfila como un instrumento eficaz para la gestión y el control del negocio.

Una vez almacenados los datos en el TPL, cuyo tamaño es similar a una PDA o un teléfono celular, se descarga en una PC para hacer estadísticas de consumo por cada medidor, o agrupar todos los consumos y volcarlos en una hoja de cálculo o a un programa de facturación. Todas estas aplicaciones, además de sencillas de usar, son verdaderamente útiles para gestionar cuentas de consumo y reducir su complejidad, ya que posibilitan realizar la cuenta individual de cada cliente a partir de los consumos generales. De esta forma no sólo los dueños, sino también los campistas, saben en todo momento cuál es su consumo de energía real.
El sistema actual de lectura vía radio en el camping está además preparado para la telegestión en el futuro. La simple instalación de un concentrador permitiría leer todos los medidores (o un medidor en particular) directamente en un PC sin desplazamientos innecesarios. Bastaría con activar un conmutador asociado a cada medidor desde el PC para dar de alta o baja un emplazamiento según el movimiento de campistas.


Ventajas de la AMR

-Mayor seguridad de los datos: La lectura automática de medidores proporciona una mayor productividad en la recogida de datos. Se evitan errores de lectura y faltas de lectura de contadores.
La lectura automática de los datos también ofrece una mayor seguridad del caudal de datos entre el sistema AMR y otras aplicaciones. Al evitar la introducción manual de datos o la transferencia manual de los mismos, se elimina una fuente potencial de errores.

 

Mayor seguridad de los datos: La lectura automática de medidores proporciona una mayor productividad en la recogida de datos. Se evitan errores de lectura y faltas de lectura de contadores.

-Costos de explotación más bajos: Con la lectura automática de medidores, la distribuidora posee acceso constante a los datos en tiempo real y dispone de las lecturas de los medidores cuando las necesite. Esto le ayuda a atender los reclamos de los clientes.
Las lecturas relacionadas con altas y bajas se llevan a cabo más fácil y rápidamente, incluso de forma retroactiva, en caso de que un cliente olvide notificar oportunamente un cambio de domicilio. Los costos de lectura de medidores se ven disminuidos, y con ellos los costos totales de explotación.

-Reducción de costes a lo largo del periodo de vida del sistema AMR: Las ventajas financieras de la lectura automática de medidores se mantienen durante toda la vida del sistema de AMR.

-Mejora en el presupuesto y la gestión del flujo de caja: Con la lectura automática de medidores, las facturas de la compañía de suministro se ajustan al consumo real. Ello genera un flujo de caja más regular. La facturación se realiza a partir de datos en tiempo real, desapareciendo la necesidad de facturar según estimaciones.

-Mejor servicio al cliente: Si las facturas de consumo son exactas, no hacen falta estimaciones ni correcciones. Las lecturas bajo demanda se pueden llevar a cabo como parte del servicio a los clientes. La distribuidora de energía podrá reaccionar más rápidamente en situaciones anormales y monitorizar más de cerca la demanda y el consumo. Además, reforzará su imagen entre los consumidores como proveedor fiable de energía y de servicios de facturación.



Costos de explotación más bajos: Con la lectura automática de medidores, la distribuidora posee acceso constante a los datos en tiempo real y dispone de las lecturas de los medidores cuando las necesite. Esto le ayuda a atender los reclamos de los clientes





Fuente: Kamstrup - metering solutions





Telelectura de medidores de energía con tecnologías AMR y AMI

 

 


Más información sobre ahorro de energía



Copyright: 2007 - Afinidadelectrica.com. Contacto: . Diseño y Desarrollo Web: Centraldev. Alojado en Dreamhost.